#navbar-iframe { height:0px; visibility:hidden; display:none }

sábado, 8 de junio de 2019

Empezá a leer en inglés #1



¡¡Hola maniátic@s!! Hoy estoy de vuelta con dos recomendaciones para empezar a leer en inglés. En principio esto iba a ser una reseña sobre uno de ellos pero decidí dejarla para el siguiente post.

Esta entrada va a ser un seguimiento sobre mi proceso o “aventura” de leer en inglés con un nivel básico. Quiero hacer como una especie de serie en la que yo les iré contando los libros que voy leyendo y las dificultades del proceso. La idea es que si sos una persona que está en mi misma situación puede que te ayude este post o nos ayudarnos mutuamente.

Antes de empezar quiero contarles una pequeeeña historia (prometo no extenderme tanto)
Era yo una pre-adolescente en el 2013 cuando resurgió mi amor por la lectura pero también tomé conciencia de la importancia de saber inglés y vi que muchos leían los libros que a mí me gustaban en su idioma original. Así fue como me obsesioné por saber esta lengua y con algún día poder leerlo. No fue años más tarde que tomé clases (porque el ingles de la escuela es super básico) y luego dejé cuando comencé la facultad. Recién el año pasado pude dedicarle el tiempo que se merece a estudiarlo enserio. Sin embargo, antes veía algún que otro video para aprender por mi cuenta. Por lo que internet me ayudó a ampliar mi vocabulario (gracias internet) 

En el 2017 ya con un poco de conocimiento busqué cuales eran los mejores libros para empezar en ingles. Leía en blogs y veía videos sobre recomendaciones pero cuando intentaba leerlos me eran difíciles. Por ejemplos, me compré The fault in our stars  cuya historia conocía muuuy bien de tantas lecturas. Sin embargo, tuve que dejarlo porque no entendía ni una palabra. Luego intenté con Anna and the french kiss pero después de las primeras paginas ya no lograba avanzar. Me di cuenta que el problema era mi nivel demasiado elemental. Un día buscando en libros usados encontré el libro infantil Charlie and the chocolate Factory y se convirtió en mi primer libro en inglés.




Entonces, mi primera recomendación es Charlie and the chocolate Factory: Al principio resultó muy fácil, luego me costó un poco y hay partes que tuve que releer. Pero en general entendí todo. Si lo leen, en lo que más van a tener dificultades es en las canciones o los nombres de las golosinas. En el caso de que sean principiantes como yo les recomiendo que tenga un diccionario en el celu (recuerden no abusar y buscar el mínimo de palabras posibles sino la lectura se hace tediosa) y también lo que puede ayudarlos es haber visto la película protagonizada con Johnny Depp (Creo que es una de las adaptaciones más fiel)  o saber de que va la historia.


El segundo libro que les quiero recomendar es The curious incident of the dog in the night-time. Este se me hizo mucho ameno que Charlie. La razón pudo ser porque mi inglés mejoró o (seguramente) el vocabulario es más sencillo porque es el que se usa en el día a día. Además, el protagonista es de repetir las palabras cuando describe algo y los diálogos hacen todo más ameno. Hay palabras que podemos conocer porque son moneda corriente en el internet o simplemente sacarlas por contexto. Otra razón que facilita la lectura a los principiantes es el poco uso de phrasal verbs. Las cuales se aprenden en niveles más avanzados por lo que para mí estuvo genial ya que solo conozco las básicas.

El público es más juvenil que infantil para mi sorpresa. Eso quiere decir que no hace falta buscar en libros infantiles para empezar a leer en inglés. Por eso mi misión en esta serie de entradas va a ser buscar aquellos que tengan este tipo de vocabulario, que sean contemporáneos. También mi próximo objetivo es intentar de nuevo con Anna and the french kiss. Vamos a ver que pasa



¡¡¡Nos vemos en la siguiente entrada!!!

sábado, 6 de abril de 2019

"Una habitación propia" Virginia Woolf


Título: Una habitación propia
Título original: A room of one´s own
Traducción: Laura Pujol/ Editado por seix-barral
Páginas: 95(según mi edición)


Este ensayo está basado en dos conferencias dadas en octubre de 1928 en la Sociedad literaria de Nweham y Odtaa de Girton. Los textos fueron demasiados largos para ser leídos en su totalidad y posteriormente fueron alterados y ampliados. Lejos de cualquier dogmatismo o presunción, planteó la cuestión desde un punto de vista realista, valiente y muy particular. Una pregunta: ¿qué necesitan las mujeres para escribir buenas novelas? 

Edición artesanal
La foto de la portada del libro que puse no pertenece a la edición que tengo. Mi libro lo compré en un lugar de Buenos Aires capital y es una encuadernación artesanal con una tirada chica de ejemplares. La edición es preciosa pero tiene algún que otro error de tipeo. De cualquier manera, si alguien quiere que le pase el dato me lo deja en los comentarios.

Ahora sí, empecemos con la reseña.

En Una habitación propia la narradora se adentra en la biblioteca para leer acerca de las mujeres pero se da cuenta que no hay libros que la describan como eran en verdad sino que siempre son proyectadas desde el punto de vista de los hombres. Hermosas y horribles, heroicas y mezquinas a la vez. Ejemplos como Emma Bovary, Antigona, Anna Karenina puede ayudarlos a comprender como eran vistas. Pero para empezar a hablar de las mujeres en la novela primero va a cuestionarse el rol de la mujer fuera de la literatura porque, en la vida real, las encerraban bajo llave, les pegaban y las zarandeaban por la habitación.

Lo que me sorprendió, o no tanto, es que la lectura es llevadera y nada tediosa. Pero tiene que ver con una cuestión de que originalmente era un discurso para dar en público, cosa que sería diferente si la construcción de la narración fuera para publicar en un libro desde el principio. Es obvio que en la conferencia tiene que ser más llevadera. No es el caso de Al faro que resulta más compleja, donde Virginia puede mostrar y ampliar sus dotes de escritura.

Pero volviendo a Una habitación propia, en cuanto al feminismo como teoría, Virginia (o mejor dicho la narradora) cree que la culpa no es de los hombres en sí, sino de su educación. Y son ellos los que tienen que combatir con estas dificultades, el instinto de posesión, el frenesí de adquisición, etc. Claro está que es una cuestión para discutir y refutarle. Ya al final del libro, esta idea parece tomar otro camino y nos da las riendas a nosotras para cambiar esta imposición patriarcal.

Me encantaría detenerme en cada página para analizar bien cuestiones que toca pero eso sería como contarles todo y esa no es mi intención. Por eso creo que tienen que leerlo y juzgarlo por ustedes mismos.

“Cuando el profesor insistía con demasiado énfasis sobre la inferioridad de las mujeres, no era la inferioridad de estas lo que le preocupaba, sino su propia superioridad. Era esto lo que protegía un tanto acaloradamente y con demasiada insistencia, porque para él era una joya del precio más incalculable. Sin la confianza somos como bebés en la cuna. Y ¿Cómo engendrarla lo más deprisa posible esa cualidad? Pensando que los demás son inferiores a nosotros. Creyendo que tenemos sobre la demás gente una superioridad innata […] De ahí la enorme importancia que tiene un patriarca, el creer que un gran número de personas, la mitad de la especie humana, son por naturaleza inferiores a él”



Desde un principio la autora nos advierte que no es ella la que va a narrar sino un personaje ficticio, una tal Mary. Esto es interesante porque en el discurso, conferencia, generalmente se habla desde la posición del autor, en primera persona, pero Virginia se aleja para que así tome la palabra un personaje ficticio otro “yo”. Ya no es Virginia como autora la que habla sino alguien más la que va a exponer sus ideas. Esto genera que ese lugar (ocupado ahora por otra narradora) pueda ser cualquier mujer y da la sensación de generalizar las experiencias que la narradora nos cuenta. De todos modos, hay una correspondencia entre la autora y la narradora y es que comparten la ironía. Es ésta la que le da un toque especial al libro.  Se nota que Virginia fue una mujer muy sagaz quien no se dejaba pisotear y su pensamiento era una postura firme la cual defendía.

En conclusión el libro va haciendo un repaso de la mujer a lo largo de los siglos: su lugar en la literatura y cómo es concebida a través de los libros según el sexo opuesto. También habla sobre los géneros narrativo y lirico y porque la mujer eligió especialmente el narrativo para escribir. Sin duda se ha convertido en uno de mis favoritos. Ahora que lo estoy releyendo para hacer esta reseña solo hace que me guste más. En resumen, es de esos libros que no pueden faltar en las bibliotecas.

Me pareció genial poder apreciar cuan adelantada estaba Virgina a su época. Por eso para para finalizar quiero dejarles esta cita:

“[…] Estos valores están destinados a cambiar […] dentro de cien años, pensé llegando a la puerta de mi casa, las mujeres dejaran de ser el sexo protegido. Lógicamente, tomarán arte en todas las actividades y esfuerzos que antes le eran prohibidos”




lunes, 3 de septiembre de 2018

Análisis "Anabella y la Bestia" Benito Taibo

Anabella y la sociedad 
Si hay algo que me gusta hacer es poder relacionar un libro, articulo o texto con otro. El año pasado cursé la materia sociología en la UBA y nos dieron un texto que mientras leía se me vino a la mente el cuento de Benito Taibo “Anabella y la Bestia”. Este cuento fue uno de mis favoritos por el trasfondo que tiene además de la historia en general. Mi intención en este post es analizar y establecer una relación del cuento con el texto “Estructura social y anomía” de Robert. K Mentón. Como todo análisis necesito explicar partes de la historia para poder establecer la relación con el texto por lo que va a contener spoilers.

Lo que voy a escribir a continuación no es crítica negativa a la sociedad sino divisar esos aspectos que, aunque sabemos que existen, no lo ponemos en palabras ni lo traemos a la superficie para hacerlos conscientes.

En su artículo, Merton nos explica que la sociedad o estructura social tiene distintas características, elementos. El primero y, el único que voy a considerar en este análisis, consiste en los objetivos o propósitos a los que aspira la sociedad y que están aceptados por ella. Entre esos objetivos, el de mayor prestigio es el “éxito monetario”. A la sociedad no le importa cómo se alcance ese éxito (ya sea de forma lícita o abusando del poder) sino conseguirlo ya que sólo el resultado produce satisfacción. El dinero pasa a convertirse en el mayor símbolo de prestigio por el que todos estudiamos o trabajamos para, en el futuro poder gozar de un bienestar económico. Pero ¿Quiénes son los encargados de transmitir estos valores?
Los padres, la escuela y el trabajo son los que se ocupan de inducir esos fines (de alcanzar el éxito) y disciplinar a las personas para que mantenga sus aspiraciones altas de que sí se puede conseguir. Siempre y cuando se tenga los talentos necesarios. Es decir, esforzarse lo suficiente. Un ejemplo de esta presión ejercida por la sociedad para obtener el éxito es cuando escuchamos o leemos la historia de una persona que, no teniendo nada, pudo llegar a la cima y solo esforzándose lo suficiente para destacar. Sin embargo, no nos damos cuenta que se necesita más que eso. También depende de otros factores como la suerte. Además, la cultura pide que los individuos orienten su conducta hacia la perspectiva de la gran riqueza pero, por otra parte, se le niegan oportunidades para hacerlo lícitamente


En el cuento de Benito, la madre de la protagonista es esa sociedad que presiona a Anabella para alcanzar el objetivo. Esta meta es la de lograr el sueño americano y para eso tiene que cruzar la frontera ya que la conducirá al éxito monetario si trabaja en los Estado Unidos. Nuestra protagonista es “entrenada” desde chica por su madre, Florinda, quien le enseña y transmite que eso es lo que tiene que hacer. “La educación lleva a la inteligencia y ,en consecuencia, al trabajo y al éxito monetario” son unas de las frases que acostumbramos a oír.

La presión constante para conservar esa ambición fluye de la madre hacia la hija. La sociedad es la que influye a ciertas personas para que sigan conductas inconformistas más que una conformista, es decir que con tal de lograr ese éxito lleva al individuo a hacer cosas que no le terminen de agradar. Anabella, lo siente como un deber más que un sueño y pone todas sus fuerzas para lograr ser la mejor. Merton, el escritor de este artículo, describe que los individuos van a concentrar todas sus emociones para alcanzar esos fines.

Robert Merton hace una clasificación de como las personas se adaptan a la sociedad portadora de estos valores. El quinto modo de adaptación llamado “Rebelión” es la persona que le da igual aspirar al éxito y quiere inculcar otro tipo de valores. Aurelio personifica este modo y es el responsable de que Bella baje sus ambiciones y no lo intente más.
Cuando aparece Aurelio en la vida de Bella, la madre la castiga. Esto se debe a que todas sus energías ya no están puestas en la meta. Para la madre (la sociedad) es visto como una amenaza. Merton  expone que el delito no es el fracaso sino dejar de intentarlo. Bella, después de conocer a Aurelio, en la categoría hecha por Merton, correspondería a la tercera clasificación denominada “Ritualismo” porque a pesar de que baja sus ambiciones todavía es consciente de lo que debería hacer. Aunque lo haya dejado de lado, sigue sintiendo esa presión de la sociedad que la empuja a alcanzar la meta. Por lo tanto Aurelio es el interruptor que saca a Bella de su meta (o más bien de la madre) Y es que la sociedad ve como rebeldes a los que no se interesan en conseguirlo y culpables a los individuos que no pueden alcanzarlo, con la excusa de que no lo intentaron suficiente.

Luego de unos incidentes, Bella sigue su camino y en su travesía llega el momento por el cual había puesto todo su esfuerzo. Su madre la había entrenado para nadar en el río y así llegar a la frontera. Por lo que Bella pensó que al cruzarlo ya estaría salvada. Sin embargo, se encuentra con que no hay tal río sino un desierto.  Esto simboliza las trabas que se nos presentan en el camino al éxito. Lo que para Bella iba a parecer fácil resulta que nadie la previno para enfrentar ese obstáculo. Se encuentra en la nada misma, literalmente. Antes del río, el tren en el que viaja Bella, conocido como La Bestia, representa un lugar de pura competencia. Los pasajeros no ayudan a otros (solo algunos) sino que compiten entre sí para lograr llegar vivos al otro lado.  Como explica Merton “La importancia concedida al resultado deriva en una actividad competitiva”.

Alcanzar la meta es sinónimo de felicidad para la sociedad. Pero Benito nos demuestra lo contrario en su narración. Es por esto que considero a este cuento una genialidad. Se esperaría un final donde Anabella pueda alcanzar, por fin, ese éxito monetario al cruzar la frontera de EEUU y salir de la pobreza. Sin embargo, no es así porque la protagonista se da cuenta de que prefiere una vida austera sin grandes cosas materiales y con las que pueda vivir en paz. Bella es una trasgresora que rompe con esta estructura que espera la sociedad de los individuos y decide hacer lo que en verdad quiere. Así Benito Taibo hace evidente que el éxito monetario no es igual a felicidad.

En conclusión, esta relación entre el cuento y el artículo no es para deducir que la madre es una persona malvada por obligar a su hija ni que las personas a bordo del tren también lo sean. De hecho Anabella se encuentra con personas que la ayudan y eso demuestra que Benito cree en una sociedad donde no todos compiten y existe el compañerismo y la bondad.  Además, no tiene nada de malo querer tener éxito. Este pequeño análisis es sólo una forma de dar cuenta de cómo funciona la sociedad en la que estamos inmersos. 


Nicole Soto

jueves, 7 de junio de 2018

Reseña: "Los nombres prestados"

Título: Los nombres prestados
Autora: Verónica Sukaczer
Páginas: 162
Editorial: Penguin Random House
(colección Clarín)
Nina, una joven de 20 años, estudiante de periodismo, debe vaciar la biblioteca de la casa de su abuelo. Entre las páginas de un libro de propaganda nazi encuentra ocho cartas dirigidas a él que la acercarán a un pasado desconocido. Su abuelo escapó del nazismo, pero nunca quiso hablar demasiado de eso.

Los nombres prestados me lo compré en la feria por su precio, la portada y la sinopsis. Se puede decir que todo lo del libro me llamó la atención.  
Comienza con Nina contándonos en primera persona que tiene que organizar la biblioteca de su abuelo y ver que libros se va a quedar o donar. Además de Nina también podemos encontrar otros dos puntos de vistas, narrados en el pasado. Estos van a ser los más importantes.  

En cuanto a la protagonista, está ahí como la narradora de los hechos y la que se interesa por saber sobre el pasado de su abuelo pero ella no resuelve nada sino que ve todo como una espectadora. Los misterios son resueltos por alguien más. Esto fue algo que le quito intriga a la trama porque sin la protagonista sentí que la historia hubiera podido funcionar igual. Su forma de ser tampoco me gustó y eso fue un conflicto a la hora de empatizar con la vida de la protagonista. Incluso no entendí por qué siempre repetía “Es decir” cada párrafo que hablaba. Si la autora tenía una intención utilizándolo no supe cuál era.

Es una historia breve, la autora no se da demasiada vueltas a la hora de contar los hechos por eso lo sentí como si estuviera a las apuradas. Nina y los otros dos puntos de vistas van directo a revelar la instancia final.
La narración, según el personaje de Nina es particular, utiliza una forma que no es muy común. Ésta se trata de que no tiene los diálogos escritos convencionalmente. Las rayas de diálogos no aparecen sino que se encuentran fundidos con la narración. Esto no fue un problema para mí porque ya he leído libros con este recurso y, de hecho, una de mis lecturas actuales “Ensayo sobre la ceguera” también lo utiliza.
A pesar de ser un libro sencillo toca un tema que fue muy grave y que vivirá para siempre en la memoria colectiva. Este libro se enfoca en dos historias particulares que tuvieron la infortuna de vivir en esa época.

 “Yo ya no me despedí de nadie… me había despedido tantas veces que consideraba que ese asunto estaba bien zanjado”

Los tres puntos de vistas son diferentes y cada uno tiene su propia marca. El punto de vista de Pedro fue el que más disfrute por su manera de narrar y porque quería saber qué le iba a pasar. Pedro nos narra cómo fue vivir en la época del nazismo. Si bien no lo cuenta de una forma totalmente cruda ya que está adaptado a la perspectiva de un adolescente y por lo tanta lo cuenta a su manera de ver, el lector puede alcanzar a imaginarse esa tristeza y crueldad. Me encantó cuando por fin se devela los secretos del abuelo y vemos lo que realmente pasó con él. Pedro es un personaje marcado por esos sucesos y en el que el dolor siempre permanecerá.

Por último, hay otro punto de vista que en primera persona cuenta el momento horrible que está pasando ya que es apartado de su familia para intentar salvarse. Lo que me intrigó desde el principio es saber que conexión hay entre éste y Pedro.


Los nombres prestados es un lindo libro para pasar el rato y leer algo rápido en época de exámenes. Si bien no fue el descubrimiento del año sí me gustó. La intensión de la autora es contar una historia que puede tener una trama sencilla a simple vista pero que implica una época de oscuridad para muchas personas y una marca que quedará en la humanidad. Es por eso que su intención es transmitir un poco de ese dolor.    

sábado, 2 de junio de 2018

Curiosidades literarias: El autor de "El principito" en la Argentina


¡¡Hola a maniáticxs!! Hace poco me sorprendió enterarme de que el autor de “El principito” vivió un tiempo en nuestro país, la Argentina. Por eso hoy quiero compartirles las curiosidades de Antoine Saint-Exupéry en su estadía aquí. 


·       Saint Exupéry llegó a la Argentina el 12 de octubre de 1929, para ser piloto de Aeroposta Argentina, compañía dedicada al transporte de correspondencia. Alquiló un departamento amueblado en el edificio Galeria Güemes, en el número 605 del 6to piso. (Si son de capital pueden hacer una visita guiada por el lugar ya que fue reconstruido)

·       Si bien el autor pasó gran parte de su estadía en la Ciudad de Buenos Aires -capital argentina-, suele decirse que no fue uno de sus destinos favoritos por su falta de costumbre. Lo suyo eran los paisajes. Con su avión recorrió gran parte del país y se enamoró de la vista que le ofreció la Argentina. Llegó hasta el Fin del Mundo en la provincia de Tierra del Fuego y unió a las localidades de Bahía Blanca, Viedma, Trelew, Puerto San Julián, Comodoro Rivadavia, Puerto Deseado y Río Gallegos llevando correspondencia a estos pueblos que estaban desconectados del mundo. La Cordillera de los Andes, los bosques, estepa, valles y costas patagónicas fueron su gran pasión.

·       Tuvo más de 15 meses de aventuras y viajes a lo largo del territorio argentino. Esto se puede comprobar en una carta que le envió el autor a su madre:

“¡Qué bello país y cómo es de extraordinaria la Cordillera de los Andes! Me encontré a 6500 metros de altitud, en el nacimiento de una tormenta de nieve. Todos los picos lanzaban nieve como volcanes y me parecía que toda la montaña comenzaba a hervir…”

·       Como sus viajes los hacia comúnmente de noche, lo inspiró a escribir “Vuelo nocturno” libro ambientado en la Argentina que publicó en Francia y es un homenaje al valor de los pilotos.

·       En Buenos Aires también conoció a Consuelo Suncín, salvadoreña con la que contrajo matrimonio cuando regresa a Francia en 1931. A pesar de que su idea era retornar a la Argentina, la compañía Aeropostal se declaró en quiebra y Saint Exupéry ya no volvería a ver los paisajes argentinos.

Saint-Exupéry no fue sólo un escritor sino que su pasión por el vuelo  hizo que explorara tierras desconocidas y unió pueblos perdidos. Su vida fue una epopeya que fusionó con la escritura. “Si no realizo algo, si no vivo, ¿cómo voy a escribir?”, se preguntaba.

jueves, 3 de mayo de 2018

Reseña: "La rubia de ojos negros" Benjamin Black


Título: La rubia de ojos negros
Autor: Benjamin Black
Páginas: 326
Género: Policial negro
Editorial: Alfaguara (Penguin Random House)
Arranca la década de los cincuenta. Philip Marlowe se siente tan inquieto y solo como siempre y el negocio vive sus horas bajas cuando irrumpe en su despacho una nueva clienta: joven, rubia, hermosa y elegante, Clare Cavendish, la rica heredera de un emporio de perfumes, pretende que Marlowe encuentre a un antiguo amante, un hombre llamado Nico Peterson.Sí: Banville/Black pone su pluma al servicio del espíritu de Raymond Chandler por encargo de sus herederos y resucita al legendario detective privado.

Benjamin Black, el autor, lo que hace es tomar el personaje de Philip Marlowe, un detective privado, que fue creado por Raymond Chandler y lo revive creando así otra de sus aventuras. 

La rubia de ojos negros empieza con el detective sin casos importantes por resolver cuando entra a su oficina Clare Cavendish y le pide ayuda para encontrar a su amante. A Philip le da mucha curiosidad esta mujer y acepta el trabajo. 
   
En las dos primera páginas ya se presenta el conflicto por lo que la presentación de la personalidad de los personajes se deja para el transcurso de la historia. Por lo pronto solamente podemos ver un atisbo de su apariencia físicaA partir de ahí la historia transcurre de manera rápida porque te atrapa desde el inicio.   

La ambientación es una de las cosas que me gustaron, sucede en los años cincuenta donde los sombreros están a la moda y por alguna razón me lo imaginé todo en colores grises como una película de esa época. 

El personaje femenino está bien desarrollado, es fuerte y su personalidad es de ser indiferente ante ciertas situaciones. Es la que se encarga de decir algunos plot-twist y dejan al lector desconcertado como también al detective. Aunque tiene cierta libertad y es la dueña de su vida, la máscara de "lo que está bien visto" la sigue usando porque a pesar de su vida liberal es presa de una sociedad en la que tener un marido es importante y mantener una apariencia también lo esAdemás, es misteriosa y te lleva a pensar en cuáles son sus verdaderas intenciones.  Porque si algo hay que rescatar de esta novela es a este personaje femenino.

Lo que no puedo hacer es criticar si Banjamin hizo un buen trabajo trayendo de nuevo a la vida al detective porque no he leído otras historias donde aparezca. Pero sí puedo decir que el que está plasmado en este libro es un personaje desarrollado y que contiene las típicas características de un detective, solitario e involucrado en su trabajo.   
El final fue de lo que menos me gustó, esperaba algo que me sorprendiera. Si bien el autor nos da indicios de quien es la mente detrás de todos los acontecimientos es muy improbable que te des cuenta. Sus pistas son muy sutiles por eso me pareció que el final era muy sacado de la galera. En el sentido de que no tenía mucho que ver con los acontecimientos y no logra sorprenderte. En otros libros el antagonista está presente y el lector lo conoce sólo que no sabe que es él. Cuando por fin se revela te da esa sensación de que fuiste engañado. Y como en este libro la situación es diferente no logra hacer que te emociones. 

La rubia de ojos negros es una novela policial negra en la que denuncia la vida corrupta, la otra cara de las personas de alto nivel económico. Mi conclusión es que a pesar de que no me disgustó tampoco me encantó. Es un buen libro que cumple con el deber de entretenimiento, a pesar de sus subidas y bajadas. Momentos en los que te mantiene enganchado y otros en los que sólo querés pasar página.  Teniendo en cuenta que los policiales son más lentos porque están pensados para centrarse en resolver el crimen de La rubia de ojos negros me esperaba algo más que me hiciera amarlo. De todos modos si les gusta el género no pierden nada leyéndolo y por ahí encuentran una joyita.   

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

-

-

C

PERFIL

comentarios